¿Cómo preparar semilla de café?

Para lograr caficultura sostenible y competitiva en el mercado internacional, el primer paso es saber qué variedad de semilla desea

PREPARACIÓN DE LA SEMILLA

Para lograr caficultura sostenible y competitiva en el mercado internacional, el primer paso es saber qué variedad de semilla desea para obtener de esa manera plantas con iguales características, adaptables al lugar de su finca. Las principales variedades que se cultivan en el país son:

Variedad Porte
Típica arábigo alto
Bourbón  alto
Caturra  bajo
Pacas  bajo
Villa sarchí  bajo
Catuaí  bajo
Lempira  bajo
Parainema  bajo

Selección de la planta madre

seleccionada la variedad a cultivar, se hace la selección de las plantas madres. Estas deben reunir todas las características de la variedad seleccionada, deben estar sanas, libres de plagas y presentar un tamaño uniforme.

Recolección del fruto

La recolección del fruto debe hacerse en el segundo o tercer corte, obteniendo solamente las cerezas maduras y sanas. La recolección debe hacerse en el área intermedia de la planta, como muestra el gráfico. Se deben seleccionar únicamente las mejores bandolas, y de cada una, seleccionar los mejores frutos o cerezas. 

 
Clasificación de la cereza

 Para clasificar el fruto, deposite la cereza en un recipiente con agua. Notará que habrá granos en la superficie. Estos son frutos vanos que deben ser separados.

 

 

Despulpado y secado de la semilla

Clasificado el fruto, debe despulpar la semilla. Tome en cuenta que para cantidades mayores a 50 libras uva, debe usar una despulpadora bien calibrada y limpia, para evitar daño y/o contaminación en la semilla.

Si la cantidad de libras uva es pequeña, puede hacer el despulpado a mano.

El café despulpado debe quedar en reposo para que se fermente. 

Una vez fermentada la semilla debe ser lavada de 3 a 4 veces hasta que quede completamente limpia. A su vez, debe ser secada bajo sombra para evitar daños y lograr una germinación efectiva.

Si la semilla será utilizada en un lapso de 30 días a partir de la preparación, debe ser guardada en bolsas plásticas o costales con el 35% de humedad. Si la semilla se utilizará en un término mayor a los 30 días, debe tener 30% de humedad.

 

Selección de la semilla

La selección de la semilla consiste en la separación de algunos granos indeseables como:

Los granos deben ser normales, uniformes y de buen tamaño. Recuerde revisar periódicamente la semilla almacenada para evitar ataques de hongos e insectos.

Para establecer la cantidad de semilla necesaria en una manzana de café, se requieren cuatro libras de semilla. Por cada una se obtienen 1,000 chapolas para trasplante. Para que esta no pierda su poder de germinación, siembre la semilla lo más pronto posible después de seleccionada. 

La forma más segura para adquirir semilla de excelente calidad es a través del IHCAFE, quien le garantiza pureza y un alto porcentaje de germinación, pues las semillas provienen de lotes puros manejados agronómicamente para este fin.