Trazado y marcado en contorno

Los sistemas de trazado en fincas son útiles para la conservación del suelo, pues facilita las labores de manejo

Los sistemas de trazado en fincas son útiles para la conservación del suelo, pues facilita las labores de manejo como la fertilización, control de plagas, podas y cosechas. A continuación mostramos los dos sistemas de trazado más utilizados:

Trazado y marcado en contorno: Es el más usual por ser el más práctico. Para realizar el trazado siga los pasos a continuación y tenga a mano los siguientes materiales:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pasos:

  • Clave una estaca en el punto más alto y visible del terreno a modo de referencia para iniciar el trazado. Inmediatamente clave otra estaca en la parte media del terreno para definir la línea madre, seguida de una tercera estaca en la parte baja para trazar la primera línea madre.

 
  • Coloque una cuerda que una a las estacas. Procure que las estacas de la línea madre queden bien enterradas y firmes.

 

  • Sobre la línea madre y partiendo de la estaca media, marque la distancia entre surco y surco. De esta línea madre se trazarán todas las hileras.

 

  • Trace con el nivel “A” las líneas guías o curvas a nivel hacia la izquierda y derecha, partiendo de la estaca media. De estas líneas dependerán las hileras restantes de siembra, pues de ellas se trazan los surcos paralelos a la línea madre hacia arriba y hacia abajo, utilizando varas entre planta y surco.

  • En caso de corregir la línea guía, utilice una cabuya, subiendo o bajando aquellas estacas que se aparten mucho de la dirección general de la hilera. La corrección se hace moviendo una estaca de por medio para no perder el nivel dado a la curva.

 

  • Prepare una vara o patrón con una longitud igual a la distancia entre plantas y proceda a marcar con estacas la distancia que dará entre planta y planta.

 

  • Prepare dos varas con una longitud igual a la distancia entre hileras. Ubíquese en la estaca media o central y coloque las puntas de las varas en las dos primeras estacas de la línea guía. Junte hacia arriba o abajo las otras dos puntas y clave ahí una estaca. Haga este procedimiento en todas las líneas paralelas que puedan caber en el lote.

 

Recomendaciones para el trazado en contorno

  • Al momento de hacer el trazado considere el manejo posterior que le dará a la finca.
  • Al trazar los lotes, deje calles de 2.5 a 3 metros entre cada ellos, para facilitar el manejo y la cosecha del cultivo.
  • Si el terreno es plano o semiplano, dirija el sentido de las hileras de este a Oeste.
  • La distancia de la siembra depende de:
  1. Variedad a sembrar
  2. Condiciones del terreno
  3. Tipo y altura de la siembra
  4. Fertilidad del suelo
  • Al corregir la línea guía, debe auxiliarse con otra persona para asegurar que no quede una línea curva.
  • Es fundamental trazar la primera línea con el Nivel “A”.